Demandan nulidad de la licencia de Maldonado por el Ayuntamiento

De acuerdo a la querella, la ley contempla que el permiso debería haber sido en sesión “privada” y no fue así 

Por el Equipo de Redacción 

San Felipe, Gto.- De acuerdo a una investigación realizada por Periódico TiempO, en días pasados se entabló una demanda en el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa del Estado de Guanajuato, con sede en el municipio de Silao, para impugnar el acta de la sesión número 123 del Ayuntamiento 2018-2021, celebrada el pasado 26 de marzo de 2021, en donde el Presidente Municipal, Eduardo Maldonado García, la Síndico del H. Ayuntamiento, Nereida Bustos Cárdenas y la Regidora del H. Ayuntamiento, María Guadalupe Cano Ortega; solicitaron licencia a su cargo. 

En la demanda se pide la nulidad y se impugna todas y cada una de las actas subsecuentes y futuras, dado que el acta 123, reviste de ilegalidad, falta de certeza y seguridad jurídica esencial, para el debido funcionamiento municipal, dado que no se cumplieron los requisitos esenciales al solicitar licencia. 

La autoridad municipal violó el Artículo 67 Fracción III de la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Guanajuato, en relación con los Artículos 14 y 16 Constitucional pues el acto de autoridad viola el debido proceso y no está correctamente fundado y motivado pues es producto de una ilegalidad cometida por el H. Ayuntamiento ya que las licencias que se otorgaron, no fueron en sesión privada tal y como lo establece la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Guanajuato. 

El artículo 67 fracción III, de la Ley Orgánica Municipal para el Estado de Guanajuato; otorga el supuesto y materia en las que deben llevarse a cabo las sesiones privadas del Ayuntamiento, como es el caso de los trámites de las solicitudes de licencia y los asuntos de destitución de servidores públicos municipales que hayan sido nombrados por el Ayuntamiento.

La sesión 123 donde solicitaron licencia los integrantes del H. Ayuntamiento, fue de tipo ordinario, sin mencionar en ninguna de sus partes de que se trataba también de una sesión privada, tal y como lo indica el artículo 67 párrafo tercero de la Ley Orgánica Municipal. 

En ninguna de sus partes, de la primera convocatoria con el orden del día o en la segunda adicionada orden del día, se establece la forma o materia que la sesión de cabildo sea de tipo privado. 

El Presidente Municipal, fue el único que hizo la propuesta de ampliación a la orden del día y que jamás fue debidamente comunicado a los demás integrantes del cabildo. 

Además el acta 123 de dicha sesión fue aprobada hasta el 15 de abril de 2021, por lo tanto se puede presumir a todas luces que la licencia solicitada por los integrantes del Ayuntamiento, surtió el efecto legal hasta la aprobación de la misma, en la sesión 127, habiendo un vacío de poder.